La magia del entorno de La Cava

La magia y el misterio que se respira en La Cava, ese "enigmático y cíclopeo poblado celtibérico" —como la define el periodista Juan Ignacio Cuesta Millán— no reside solo en su espectacular santuario (ver Historia), sino en un entorno repleto de riqueza gracias a la impronta dejada por las distintas civilizaciones. Se pueden descubrir desde la senda señalizada con paneles informativos que parte hacia el yacimiento desde el kilómetro 14 de la carretera CM-2000, en el paraje conocido como ‘El Pozo’ —donde hay restos de la ermita de Santa Ana—, por el que transcurre un refrescante arroyo. Allí nos da la bienvenida un promontorio rocoso natural en el que destaca la llamada 'Cabeza de Serpiente', animal de gran simbología religiosa en el mundo celtíbero y de marcado significado funerario, asociado a divinidades como Tanaris, dios del trueno, la luz y el cielo que representaba el ruido, la destrucción y la fuerza sobrenatural de las tormentas, o Cernunnosdios de la fertilidad, la virilidad y la renovación. 

Una de las cuevas eremíticas a las que se retiraban los ermitaños

     Eremitorios y tumbas antropomorfas

Durante este recorrido encontramos cuevas eremíticas (lugares a los que se retiraban para llevar una vida solitaria y ascética los eremitas o ermitaños)​ excavadas en la roca y marcadas con cruces e inscriopciones visigodas, lo que evidencia el carácter religioso de esta área. También destaca un pozo de origen romano o medieval, que hasta fechas recientes fue utilizado como abrevadero de animales, y una piedra identificada como altar de ofrendas o mesa de sacrificioademás de otros restos de molinos de aceituna o uva, pozos cilíndricos y viviendas-cuevas esculpidas o excavadas en la piedra.

Por otra parte, es posible que esta zona en la antigüedad fuera utilizada como cantera para extraer piedra, dados los rebajes y cortes que muestran las rocas.

Muy cerca, junto al antiguo poblado medieval de Mohorte, se pueden visitar unas 120 tumbas antropomorfas diseminadas sobre una colina, unitarias o dobles, de tamaño infantil y adulto y algunas con borde para tapa. 

Tumbas visigodas

     Cazoletas

En una planicie superior adyacente al yacimiento arqueológico, hay un campo de unas 8.000 cazoletas, pequeñas cavidades de distintos tamaños horadadas por el hombre en la roca que son consideradas grabados rupestres de la Edad del Bronce. El paraje tiene la mayor concentración de estas de España, seguido de Galicia, con solo 500. Aunque su presencia refuerza la hipótesis del santuario, pues posiblemente formaban parte del ritual de ofrendas de sus habitantes, por ahora los arqueólogos no han sabido determinar cuál era su utilidad.

Campo de cazoletas cerca de La Cava. Se han contabilizado unas 8.000

     Raíz del Traidor

Además, en el entorno de La Cava cobran especial relevancia otros elementos naturales como la planta popularmente conocida como ‘La Raíz del Traidor’, muy abundante en los alrededores. Su nombre científico es Alkanna Tinctoria y, además de actuar como colorante para teñir de rojo mezclada con agua, a su raíz se le atribuyen propiedades medicinales, especialmente dermatológicas como cicatrizante de heridas, quemaduras, grietas y otras afecciones de la piel. 

La 'Raíz del Traidor'

     olcades 

Los olcades fueron una tribu preromana localizada en la provincia de Cuenca que pudo haber habitado en esta zona de Garcinarro, aunque poco se sabe y se conserva de ellos. De ánimo aguerrido y carácter guerrero, llegaron a enfrentarse y vencer a Viriato, líder de los lusitanos, tribu que hizo frente a la expansión de Roma en Hispania. De hecho, también los romanos tuvieron muchos problemas con unos olcades que se revelaron contra ellos. 

La Sierra de Alromita, frente al yacimiento arqueológico de La Cava, es una de las más occidentales del Sistema Ibérico, al sur de La Alcarria, entre las provincias de Cuenca y Guadalajara. Está incluida en el catálogo de la Red Natura 2000 (como espacios protegidos LIC Y ZEPA) por los valores de sus bosques, matorrales y flora mediterráneas, así como por las aves que viven en sus espacios rocosos. Se extiende de norte a sur a lo largo de más de 50 kilómetros y se subdivide en serrezuelas separadas por los barrancos de varios ríos. Una de ellas es la conocida como 'Sierra de los Degollados', en el término de Garcinarro. La historia de este nombre tiene su origen en la leyenda del bandolero Asafar Musarafac ('El Herrero') que, durante la Reconquista vivía en un campamento de esta zona, robaba a moros y cristianos y, cuando hacía prisioneros, les cortaba la cabeza.

la sierra de altomira

Desde Garcinarro parte el sendero de pequeño recorrido 'Camino de Albalate' (PR-CU-45) que permite conocer el entorno natural de sus ecosistemas y los atractivos geológicos que dieron lugar a su formación.

Más información sobre esta y otras rutas en Garcinarro.

YACIMIENTO

LA CAVA

GARCINARRO-CUENCA

LOCALIZACIÓN

KM. 14 CM-2000

16510 GARCINARRO

VALLE DE ALTOMIRA

CUENCA

INFORMACIÓN Y RESERVAS 

ASOCIACIÓN LA CAVA

608 64 67 27 

625 83 04 09

cavadegarcinarro@gmail.com

  • Facebook La Cava
  • YouTube La Cava Garcinarro
  • TripAdvisor La Cava
  • Google Maps La Cava

© 2019 Diseñada por Alcarria Es Más